Viaje a Ceylán, Un Perfume

Calidad y líneas puras

Atardece en Ceylán y el cielo está tan naranja que parece que un filtro invisible se interponga entre el cielo y los ojos. Es la hora en que la magia del perfume alcanza su cénit.

Un frasco de líneas puras, rectas,
sencillas, elegantes.

Un packaging naranja, mágico,
exótico y seductor.